Dormir para aprender


El propósito del sueño es uno de los rompecabezas más complicados de la biología. Algunos científicos creen que los animales dormitan especialmente para ahorrar energía. Otros han propuesto que tiene una relevancia especial para el aprendizaje y la memoria. Ahora, dos trabajos que se publican hoy en Science toman algo de cada una de estas teorías y sugieren que dormir nos ayuda a hacer espacio para nuevos aprendizajes "apagando" las sinapsis que han sido establecidas durante el día. Este "enfriamiento" de las sinapsis ayuda a ahorrar energía y también asegura que las sinapsis no pierdan la habilidad de fortalecerse si se las requiere para codificar nuevas experiencias al día siguiente.

Los estudios, realizados en la mosca de la fruta, el organismo modelo para experimentos que tengan que ver con el sistema neurológico, presentan las evidencias más convincentes reunidas hasta hoy de que durante el sueño se "reinician" las sinapsis.

Una de las preguntas esenciales que intentaron contestar los científicos es cuántas sinapsis o lugares donde las células nerviosas se comunican entre sí son modificadas por el sueño. Los neurólogos creen que la creación de nuevas sinapsis es uno de los modos en que el cerebro codifica nuevos recuerdos y aprende, pero esto no puede continuar indefinidamente. Y ahí es cuando interviene el sueño.

Los científicos aún no saben cómo son eliminadas esas sinapsis. De acuerdo con estas teorías, sólo se "recortan" las menos importantes, mientras se mantienen las conexiones que codifican recuerdos importantes.


Fuente La nación

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
©2009 el laboratorio de darwin | by TNB