Anteriores cambios climaticos alteraron el tamaño de algunos animales


Un equipo de científicos ha descubierto que ciertas criaturas antiguas que habitaban en el suelo disminuyeron el tamaño de su cuerpo a casi la mitad en respuesta a un período de niveles elevados de dióxido de carbono y altas temperaturas.

Jon Smith, científico del KGS (Kansas Geological Survey), y Stephen Hasiotis, geólogo de la Universidad de Kansas, han demostrado que estas criaturas experimentaron una reducción de tamaño de entre un 30 y un 46 por ciento durante el Máximo Térmico del Paleoceno-Eoceno (MTPE, o PETM por sus siglas en inglés).

El MTPE fue un corto intervalo, hace 55 millones de años, marcado por un pico en los niveles de CO2 atmosférico y las temperaturas globales, condiciones que se repiten ahora en la Tierra.

Este estudio es el primero que establece que la biota del suelo experimentó una pérdida de tamaño similar a la de los mamíferos, que disminuyeron su tamaño hasta un 50 por ciento durante este período.

El descubrimiento de que la reducción de tamaño hasta casi la mitad durante el MTPE no se restringió solamente a los mamíferos, sino que también afectó a los organismos moradores del suelo, tiene amplias implicaciones, que pueden ser muy significativas para entender el actual cambio climático y su efecto amenazador para la vida.

Los organismos terrestres examinados por Smith y Hasiotis son parientes antiguos de las actuales hormigas, escarabajos y lombrices de tierra, entre otros.

Los investigadores examinaron vestigios fósiles de madrigueras, nidos, y huellas varias de la actividad de organismos. Tales vestigios se han conservado en la Formación Willwood, ubicada en Wyoming.

El equipo comprobó que el diámetro de las madrigueras y las dimensiones de otras impresiones dejadas en el terreno por esos animales antiguos eran menores durante el MTPE, sugiriendo ello que los moradores del suelo que habían dejado los rastros eran también proporcionalmente menores en tamaño.

Los resultados de este estudio perfilan las consecuencias biológicas que se pueden presentar por culpa del auge actual en la concentración de dióxido de carbono y en las temperaturas del planeta.

Los investigadores consideran que hay que estudiar las colecciones de insectos recopilados en los últimos siglos y preservadas en los museos, para determinar si el tamaño del cuerpo de los insectos modernos está tornándose menor en nuestros días.

El problema con este inesperado trastorno es que las condiciones de la tierra, incluyendo las de los organismos del suelo, podrían estar cambiando en grandes porciones del mundo y amenazando a la agricultura.

Fuente: Scitech News

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
©2009 el laboratorio de darwin | by TNB