Animales extinguidos recientemente


Todo el mundo conoce los dinosaurios, mamuts y diferentes animales prehistoricos extintos pero muy pocos saben que esto sigue ocurriendo delante de nuestros ojos y no por causas naturales o azarosas sino por culpa nuestra, por nuestra naturaleza inquisitiva que todo lo destruye, esperemos que aún no sea tarde para muchas especies en peligro y aun podamos evitar su extinción. Aquí os dejamos con una serie de animales extinguidos desde muy poco tiempo para aquí:




Delfin de Rio Chino (Lipotes vexillifer) 2006


Una de las especies extintas más recientemente. Esta variedad de delfines emigró desde el Océano Pacifico al río Yangtze hace unos 20 millones de años. En épocas de la dinastía Han "Erya" había unos 5000 especímenes en el rio.

En 1979 China lo declaró en peligro, y en 1983 se decreto que su caza era ilegal. Para 1986 la población total se estimaba es unos 300 individuos, y en 1990 unos 200. Su número siguió decreciendo rápidamente, sobre todo con la construcción de la Represa de las tres Gargantas, que alteró de manera irrecuperable el hábitat de este delfín. En 1998 solo se pudieron encontrar 7 ejemplares, y los científicos especularon con poder salvarlos moviéndolos a un lago cercano para luego llevarlos nuevamente al río cuando sus chances de sobrevivencia fuesen mayores. Pero una expedición que recorrió el rio de extremo a extremo en 2006 no pudo hallar ni uno de estos delfines, por lo que se los considera oficialmente extintos.

























La Fundación de Conservación de Wuhan “Delfín Baiji”, fundada en diciembre de 1996 gastó alrededor de u$s 100.000 para la preservación de células in vitro, por lo que quizás algún día lo podamos ver nuevamente.

Tigre de Tasmania (Thylacinus cynocephalus) 1936

Este mámifero, también conocido como lobo de Tasmania, talacino, lobo marsupial o Tigre de Tasmania era un carnívoro marsupial nativo de Australia. El último ejemplar que se capturó vivo fue vendido al Hobart Zoo de Tasmania en 1933 murió en 1936. Recién entonces el Gobierno de Tasmania lo declaró “especie protegida”, pero ya era demasiado tarde.




















El tilacino tenía un gran parecido con los cánidos de otros continentes, a pesar de no estar emparentado con ellos. Al igual que los canidos, era un carnívoro adaptado a la captura de presas de tamaño pequeño o mediano. Tenía un cuerpo estilizado, patas finas y cola delgada. Su pelaje era corto con rayas negras o marrones en la parte trasera, de ahí el nombre de "tigre". Las mandíbulas podían abrirse hasta extremos asombrosos, casi como las de un reptil, y estaba dotada de 46 dientes.


Antes de la llegada de los colonos ingleses y los dingos, el tilacino no tenía competencia, pero no pudo hacer frente al nuevo competidor. Los ataques a los rebaños de ovejas hizo que los pastores y el propio gobierno colonial los considerarlos alimañas necesarias de exterminio. Y lo lograron antes de la primera mitad del siglo XX.

Quagga (Equus quagga quagga)

Esta especie de cebra se extinguió completamente en Sudáfrica aproximadamente en 1870. Tenía un pelaje pardo rojizo (sin rayas) en el lomo y cuartos traseros, y de rayas negras en cara, cuello, costados y crines, como tienen las demás cebras. El vientre y las patas eran enteramente blancos. Semejante pelaje hizo que en 1788 se lo clasificara como una raza aparte.

Los quaggas vivían en manadas en el sureste de Sudáfrica. Su nombre procede de la lengua de los Khoi y es una básicamente una adaptación del ruido característico emitido por el animal.

Los quaggas fueron cazados por los primeros colonos holandeses, para aprovechar su carne y piel. A mediados del siglo XIX se mataron miles de ejemplares como parte de un plan de exterminio de animales salvajes. Esta política tenía como objetivo aprovechar las tierras donde pastaban los quaggas para alimentar ganado doméstico. La población de estos animales descendió rápidamente, y el 12 de agosto de 1883 murió el último quagga que vivía en cautividad en el zoo de Ámsterdam, extinguiéndose definitivamente la subespecie.




















pika sarda (Prolagus sardus)

La pika sarda (Prolagus sardus) es una especie extinta de mamífero lagomorfo de la familia Prolagidae, que vivía en la isla mediterránea de Cerdeña hasta su extinción a finales del siglo XVIII o principios del siglo XIX. Fue descrita por algunos autores sardos como un "conejo gigante sin cola" y se piensa que los nuráguicos, los antiguos pobladores de Cerdeña, lo consideraban una exquisitez. La pika sarda junto con la pika corsa (Prolagus corsicanus) eran las dos únicas especies pertenecientes al género Prolagus, y las últimas pikas que sobrevivieron en el continente europeo.
















Tigre persa (Panthera tigris virgata)
El tigre persa también se conocía como “tigre del Caspio”. Habitaba la región comprendida por la península de Anatolia, el Cáucaso, el Kurdistán, norte de Irak e Irán, Afganistán y gran parte de Asia Central (hasta Mongolia). Esta subespecie de tigre fue la tercera más grande, después del tigre siberiano y de bengala.



Su pelaje era amarillo o dorado, con zonas blancas en costados y cara. Las rayas tenían un color marrón y en invierno el pelo crecía para soportar el frío de las montañas de Asia. Esto le proporcionaba una característica “barba” en la zona de las mejillas y la garganta.




Los machos pesaban entre 169 y 240 kg, con una longitud de 2.65 a 2.95 metros. Las fuertes patas estaban rematadas por unas garras excepcionalmente largas, más grandes que las de cualquier otro tigre.

Por término medio, una tigresa del Caspio tenía una camada cada 3 o 4 años, siendo la esperanza de vida de cada individuo de unos 10 o 15.

Con el progresivo aumento de la población humana, el tigre redujo su área de ocupación. Cuando los zares de Rusia ocuparon las tierras fronterizas de Asia Central y el Cáucaso se ordenó al ejército que se asegurase de exterminarlo, labor que completó en poco tiempo. La deforestación producida por los colonos se encargo de los que sobrevivieron al exterminio. El último avistamiento se produjo en Tadjikistán en 1961.


Alca gigante (Pinguinus impennis)


Fue la especie más grande de las alcas, hasta que fue extinguido en 1844. Se la conocía como “alca imperial”, “gran pingüino” o simplemente “pingüino”. Fue muy abundante en la época romana a lo largo de las costas del Océano Atlántico, desde Florida a Groenlandia, incluyendo Islandia, Escandinavia, las Islas Británicas, Europa Occidental y Marruecos. También podía encontrarse en todo el Mar Báltico y al oeste del Mar Mediterráneo.
Los ejemplares adultos median alrededor de un metro de alto, y su plumaje era negro en las alas y la espalda, cuello y cabeza. A los lados de ésta destacaban dos manchas blancas, lo que les dio el nombre: pen gwyn significa precisamente “cabeza blanca” en gaélico. Las patas eran oscuras y palmeadas. Su pico, que utilizaba para cazar bajo el agua muy robusta. El rasgo más distintivo de estas aves era su incapacidad para volar y su adaptación al buceo.
Justamente su incapacidad de volar, y lo sabroso de sus huevos significo su fin: víctimas de la caza indiscriminada, a finales del siglo XVI el alca gigante ya había desaparecido de la Europa continental y en América del Norte sólo abundaba al norte de Nueva York. En 1758 era un animal sumamente raro y hacia 1800 solo podía verse en Islandia.
Cuando dos barcos arribaron a Islandia en 1808 y 1813, en la época en del año en que ponían sus huevos, se sello su suerte. La última pareja viva de estos animales se vio el 2 de Junio de 1844.


7 comentarios:

william dijo...

El post es excelente; que lastima que esto haya sucedido de un modo no natural, pues si esta en manos de lo que a la naturaleza corresponde no hay problema; que bellos eran estos animales y cuánto ya no se podrá aprender de ellos. Discrepo en cuanto a que esto es causa de nuestra "naturaleza inquisitiva"; más bien se debe a nuestra "naturaleza" (producto de una formación cultural muy compleja) destructora y todavía profundamente antropocéntrica.

YoSusan dijo...

Que pena.
Finalmente somos el mayor depredador de la Tierra. Y lo peor es que no aprendemos de nuestros errores en contra de lo que se cree. Y por eso actualmente hay especies en peligro de extinción.

ordago13 dijo...

Podías haber mencionado el dodo¡¡¡

Es una pena que se fueran.



Te quería pedir un pequeño favor darwin.
QUe cambiaras el link de tu barra lateral de republica libertaria de las tortugas a 10 historias 10 canciones la url es http://10historias10canciones.com

Es el mismo sitio pero he cambiado la dirección muchas gracias y perdón por las molestias

Anónimo dijo...

son animales raros pero chulos

LUPITA AGUILAR dijo...

REALMENTE DA TRISTEZA VER ESTOS LINDOS ANIMALES Y SABER QUE JAMAS PODRAS DISFRUTAR DE SU BELLEZA SUBLIME QUE PENA YA NOOOOOOOOOOOO MAS CONTAMINACION POR FAVOR CUIDEMOS NUESTRO MEDIO!!!!!!1
ATT LUPITA AGUILAR AGUILERA

Anónimo dijo...

k mono era el delfin..

Anónimo dijo...

Esto es lo peor que puede hacer el ser humano... siendo el unico animal racional... y el unico que pudo hacer algo para evitar estas tragedias... porque al fin y al cabo, somos los causantes de estas extinciones.

Publicar un comentario en la entrada

 
©2009 el laboratorio de darwin | by TNB