El pez de las alucinaciones


Se trata de una especie de Brama, la Sarpa salpa, capturada por el británico Andy Giles, de 38 años, a unos 10 kilómetros al sur de Polperro, en Cornwall.

"Estuvimos pescando y cuando revisamos las redes vimos a este pez rayado de color dorado. No teníamos idea de qué era", señaló Giles en declaraciones al Telegraph.

El asombro ante esa especie orilló al pescador a llevarlo a manos de expertos, quienes tras estudios determinaron a qué familia pertenecía y los efectos que podía causar al ser consumido.

Por su parte James Wright, biólogo en el Acuario Nacional en Plymouth, asegura que estas especies son bastante comunes en Tenerife, Malta y Chipre, aunque es muy raro encontrarlas tan al norte.

Esto indica que pudo haber sido un pez solitario que seguía a algún cardumen de distintas especies, sin embargo, no se descarta que lleguen más de ellos a las aguas británicas.

Las Doradas son un platillo popular en restaurantes de mariscos en el mediterráneo, aunque los expertos aseguran que ciertas especies que suelen comer plankton pueden causar reacciones alucinógenas si algunas partes de su cuerpo son consumidas.

Estos efectos incluyen alucinaciones muy vívidas que pueden durar desde unos minutos hasta varios días.

En uno de los casos registrados, en 2006 un hombre francés tuvo que ser hospitalizado luego de comer una Sarpa salpa. El individuo reportó escuchar sonidos extraños dos horas después de haber consumido el pescado, además de tener pesadillas durante las siguientes dos noches.


Fuente: La flecha

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
©2009 el laboratorio de darwin | by TNB