En busca de la antimateria galactica


El programa del transbordador espacial de la NASA está llegando a su fin. Con apenas alrededor de media docena de vuelos por realizar, las tripulaciones de los transbordadores darán los últimos retoques a la Estación Espacial Internacional (EEI), lo cual pondrá fin a doce años de construcción en órbita sin precedentes. El ícono y caballo de batalla del programa espacial estadounidense habrá finalizado su Gran Tarea.

Pero, como diría el presidente ejecutivo de Apple, Steve Jobs, aún hay una cosa más...


Tras una decisión tomada por el Congreso de Estados Unidos, en 2008, se añadió un vuelo más al calendario, casi al final del programa. Actualmente programado para 2010, este vuelo adicional del transbordador tiene como objetivo lanzar al espacio un buscador de galaxias de antimateria: El Espectrómetro Alfa Magnético (Imagen cortesía del MIT)

El dispositivo que realiza la búsqueda se denomina Espectrómetro Alfa Magnético (Alpha Magnetic Spectrometer o AMS, en idioma inglés). Es un detector de rayos cósmicos valuado en 1.500 millones de dólares, y será llevado hasta la EEI por el transbordador.

Además de detectar galaxias lejanas formadas completamente por antimateria, el AMS también pondrá a prueba las teorías más aceptadas sobre la materia oscura, una sustancia invisible y misteriosa que conforma el 83 por ciento de la materia del universo. Asimismo, buscará strangelets, una forma de materia, aún teórica, que es ultra-masiva porque contiene los famosos quarks extraños. Un mejor entendimiento de los strangelets ayudará a los científicos a estudiar los microquásares y también los diminutos agujeros negros primordiales, a medida que se evaporan, lo que probaría la existencia de estos diminutos agujeros negros.

Todos estos exóticos fenómenos pueden hacerse notar por los rayos cósmicos de energía ultra-alta que emiten —el tipo de partículas que constituyen la especialidad del AMS

Galaxias de antimateria, materia oscura, strangelets —estos son precisamente los fenómenos que los científicos ya conocen. Si usamos la historia como guía, los descubrimientos más emocionantes serán cosas que nadie haya imaginado antes. Así como los radiotelescopios y los telescopios infrarrojos un día revelaron fenómenos cósmicos que antes eran invisibles con los telescopios ópticos tradicionales, el AMS abrirá a la exploración otra faceta del cosmos.


Fuente: NASA

1 comentarios:

Mariano Lozano dijo...

Pues bien gastado que está ese dinero, a pesar de que siempre hay gente que prefiere solucionar problemas más inmediatos.

Trabajar e investigar ahora será, con toda seguridad, la solución a muchos de los problemas que tendremos (tendrán) mañana los humanos: la necesaria colonización de otros planetas para explotar recursos o simplemente vivir en ellos, la solución a muchas enfermedades víricas cuyas vacunas sólo se podrán elaborar fuera de la Tierra, etc.

Interesante punto de vista. Voy a bucear un poco más por este blog, que parece apasionante y seguiremos comentando.

Un saludo expatriado desde el 20minutos
http://lablogoteca.20minutos.es/mi-cienaga-1821/0/

Publicar un comentario en la entrada

 
©2009 el laboratorio de darwin | by TNB