Las placas solares pueden ser el futuro de la energía


El premio Príncipe de Asturias en ciencia 2008, Tobin Marks, expresó, durante la Semana de la Ciencia y la Innovación 2009, que los recientes trabajos científicos generaron electricidad barata, a través de celdas solares poliméricas.

Tobin Marks dijo que la energía solar que llega a Estados Unidos es 2 mil 200 terawats; mientras que la humanidad necesita un poco más 13 terawats, por lo tanto, los científicos trabajan en mejorar la calidad y durabilidad de tecnología que ya está dando resultados.

El químico trabaja con celdas foltovoltaicas para generar electricidad a partir de la luz solar.

En sus recientes investigaciones agregó una capa de óxido de níquel que divide las cargas de energía solar en la dirección correcta de los electrodos, produciendo luz.

De acuerdo con el investigador esta nueva forma alzó la eficiencia de la energía solar de entre 2% y 3% a 5.2%. Además, de que este cambio no es tóxico.

A su vez, recalcó que es necesario invertir en el diseño de nuevos materiales que ayuden a incrementar la calidad de la energía solar. Declaró que es necesario capturar más del espectro solar para tener mayor efectividad.

Agregó que el para impulsar esta energía se necesita de una instrumentación sofisticada, de centros multidisciplinarios con una perspectiva global.

Tobin Marks declaró que Japón invierte 10 veces más que Estados Unidos en esta fuente de energía y es la que mayor interés tiene, porque es una nación que carece de petróleo y no desea depender de otras naciones en cuestión de energía.

Alemania tampoco quiere depender con el combustible fósil de Medio Oriente y el gas de Rusia.

Asimismo, China acaba de construir una granja, cerca de Mongolia, más grande que Manhattan que produce 2 gigawats de energía solar, que es 60% de la que produce en total Estados Unidos.

El científico subrayó que las zonas desérticas son las más favorables para tener plantas de electricidad solar porque el aire es más ligero inclusive con 100 millas cuadradas se podría producir toda la energía que necesita Estados Unidos.

El premio Príncipe de Asturias afirmó que el costo de la energía solar es de menos de un dólar por un kilowatt; mientras que el del carbón es de 26 centavos por la misma cantidad pero exhala emisiones de dióxido de carbono.

Expresó que México tiene una buena altura que podría utilizarse para invertir en este tipo de fuentes limpias y que si en nuestro país se construyen 800 mil casas deberían integrarse las celdas solares en el momento de la edificación porque así es más barato.

Señaló que una buena inversión a largo tiempo podría generar 30 terawats para el 2050, mientras que la de corto alcance podría mejorar la eficiencia de 5 a 10%.

Pero para esto es necesario que las industrias se conecten con las universidades para que se elaboren nuevos materiales y que las naciones colaboren en una investigación internacional.

Aclaró que otro reto es almacenar la energía en baterías de mejor calidad.

Su presentación concluyó con la frase del físico Steven Chu: "Si perdemos la guerra contra el cáncer en 50 años el mundo será similar al que conocemos. Pero si perdemos la guerra de la energía la vida en 50 años será muy diferente" a lo que agregó "es probable que sea mucho peor. ¿ese es el futuro que vamos a dejarle a las futuras generaciones", concluyó.

Fuente: El universal

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
©2009 el laboratorio de darwin | by TNB