La gripe porcina solo tiene de gripe el nombre


El virus H1N1 de gripe porcina ataca al sistema respiratorio de forma más sostenida que el virus de gripe común, revela un estudio.Pruebas llevadas a cabo con animales mostraron que el virus H1N1 se multiplica en mayor número por las vías respiratorias, causando más daño.

Y en lugar de permanecer en las vías respiratorias superiores, como el virus de gripe común, el H1N1 tiene capacidad para infectar células en la profundidad de los pulmones, donde puede causar neumonía y, en casos severos, muerte.

El estudio -publicado en la revista Nature- fue llevado a cabo por un equipo internacional de investigadores dirigido por el profesor Yoshihiro Kawaoka, virólogo de la Universidad de Wisconsin, Estados Unidos.

Los científicos creen que el virus de gripe porcina podría llegar a ser igual que el virus que causó la gran pandemia de influenza de 1918 y que causó la muerte de millones de personas.Ese virus también mostró una mayor capacidad que el virus de gripe común para causar daño en el sistema respiratorio.

"La gente cree que el patógeno puede parecerse al virus de gripe común. Pero este estudio demuestra que no es así. Hay evidencia clara de que el virus de gripe porcina es diferente del virus de gripe común", agrega.

El profesor Kawaoka y su equipo llevaron a cabo pruebas en hurones, monos y ratones.Los científicos infectaron a los animales con el virus pandémico y con un virus de gripe estacional.

Descubrieron que el H1N1 puede reproducirse de forma mucho más eficiente en el sistema respiratorio que el virus de gripe común causando lesiones graves en los pulmones similares a las que provocan otros tipos de virus de influenza pandémica más virulentos.

"En los experimentos con hurones y monos -explica el profesor Kawaoka- el virus de gripe estacional no se reprodujo en los pulmones."El virus H1N1 se multiplicó de forma significativamente más eficiente en los pulmones", aseguró.

Los investigadores también analizaron muestras tomadas de personas que sobrevivieron la pandemia de 1918 y descubrieron que esos individuos parecen tener una protección de inmunidad adicional contra el virus H1N1 que circula actualmente.

Tal como explica el investigador, la capacidad del H1N1 para infectar a los pulmones es una característica "terriblemente similar" a la de otros virus pandémicos, en particular el virus de 1918 que mató a decenas de millones de personas.

"Es probable que el virus tenga otras similitudes al de 1918 -dice Kawaoka- ya que el estudio demostró también que las personas que nacieron antes de 1918 tienen anticuerpos que las protegen contra el nuevo virus H1N1".

Según el científico, el hecho de que el virus H1N1 parece ser un patógeno más peligroso de lo que pensaba es "preocupante", pero subraya que en la vasta mayoría de los casos en el estudio el virus produjo sólo síntomas moderados y pudo ser atacado de forma efectiva con los medicamentos antivirales.

Sin embargo, el profesor Kawaoka -quien es uno de los principales expertos en influenza del mundo- explica que existe la posibilidad de que virus se vuelva más patógeno en la "segunda ola" de infección y que al evolucionar adquiera nuevas características.

El virus está actualmente más activo en el hemisferio sur, que atraviesa el invierno, pero se espera que regrese al hemisferio norte con más fuerza durante la temporada de gripe invernal en noviembre y diciembre.

Mientras tanto, a medida que la infección del virus H1N1 continúa avanzando por el mundo, varios países están planeando ya sus programas de vacunación masiva.


Fuente: BBC

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
©2009 el laboratorio de darwin | by TNB