Las carreras científicas, inestables y difíciles

Tebello Nyokong, química sudafricana premiada en 'For Women in Science' en Paris. / Micheline Pelletier / L'Oréal

  • El salario en EEUU es una motivación que no existe en Europa
  • El estudio se presentó en la entrega de los premios L'Oréal-UNESCO


La sociedad española considera que las carreras científicas no sólo son difíciles (así lo cree el 40%), sino que además son muy inestables a nivel laboral (el 60%). Así se refleja en un estudio realizado por TNS para la Fundación L'Oréal sobre la percepción de la Ciencia en todo el mundo.

España, destaca, asimismo por ser el país en el que mejor consideradas están las mujeres científicas: el 98% considera que la actividad científica puede ser desarrollada por ambos sexos sin ninguna distinción.

Los resultados del estudio, presentado durante la entrega de Premios L'Oréal-UNESCO 2009, ponen de manifiesto que, a nivel global, la inmensa mayoría (un 84%) considera que la actividad científica es de utilidad porque contribuye a mejorar la vida diaria, pero, al mismo tiempo, consideran que no reciben la suficiente información.

La encuesta, realizada a 10.000 personas de Estados Unidos, España, México, Francia, Reino Unido, Alemania, Italia, China, Dubai y Sudáfrica, pone de manifiesto la diferencia que existe entre la cultura anglosajona y europea: mientras el 60% de los encuestados británicos y norteamericanos se decantan por las carreras de ciencias, sólo un 40% de los españoles, un 44% de los italianos o un 20% de los franceses elegirían esta opción.

Respecto a las motivaciones, mientras en EE. UU. el salario es el principal atractivo, en Europa la ciencia se considera poco lucrativa y la satisfacción es más intelectual que laboral. Pese a ello, en España un 71% de los encuestados apoyaría a sus hijos para desarrollar una carrera científica.

Los premios L'Oréal-UNESCO de este año han recaído en cinco científicas, cada una de un continente, que con su trabajo están ayudando a visibilizar el esfuerzo de las mujeres en áreas muy diferentes.

Entre ellas está la astrofísica brasileña Beatriz Barbuy, dedicada al estudio de la vida de las estrellas desde la Universidad de São Paulo. Por parte de África el premio fue para Tebello, Nyokong, una profesora de la Universidad de Rhodes (Sudáfrica) que está contribuyendo a la utilización de la luz en el tratamiento contra el cáncer.

Eugenia Kumacheva, una experta en nuevos materiales de la Universidad de Toronto (Canadá), Athene M. Donald, una física británica, y la japonesa Akiko Kobayashi, especializada en conductores moleculares, fueron otras de las galardonadas en París que recibirán unos 80.000 euros de premio.

El programa de L'Oréal-UNESCO, además de estos premios, cada año otorga cinco becas internacionales para que jóvenes científicas de todo el mundo lleven a cabo sus proyectos de doctorado o postdoctorado. También entrega cinco becas nacionales.

El programa 'For Women in Science' nació con un único objetivo: apoyar a la mujer científica. Esta iniciativa, sin precedentes, reconoce y alienta a las mujeres que, en todo el mundo contribuyen al avance de la ciencia. Once años después hay 57 laureadas de 27 países y 135 becadas de 71 países.

Fuente: El mundo

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
©2009 el laboratorio de darwin | by TNB